Qué significa huella de carbono y cómo reducirla

Tabla de contenido

La huella de carbono es una medida ambiental que calcula la cantidad de emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) que emitimos a la atmósfera y se expresa en toneladas de CO2 emitidas.

Dicho así, puedes quedarte un poco como estabas, pero piensa por ejemplo en tu rutina del día a día: te despiertas, apagas el despertador, un rato de teléfono móvil, café, televisión, etc. Puede que no lo hayas pensado hasta ahora, pero todos esos pasos rutinarios en tu día a día ya están contribuyendo un poco a la emisión de GEI; esto es, aquellos que aumentan la temperatura de la tierra. ¿Qué te parece?

En nuestros hogares en España, se emite una media de 12,5 toneladas de CO2 al año y la mayoría de ellos están relacionados con el consumo de energía, electricidad, gas, gasolina/diésel. 

De hecho, podríamos considerar 4 grandes bloques en nuestras emociones:

  • Hogar: emisiones asociadas a electricidad, calefacción, compra de muebles y servicios financieros de la hipoteca. 
  • Transporte: emisiones derivadas del uso de coche, moto, avisón y medios de transporte público urbanos e interurbanos. 
  • Alimentación: emisiones asociadas a la comida consumida en casa y también el consumo en bares y restaurantes. 
  • Gastos del día a día: emisiones asociadas a la compra de productos y servicios como teléfonos, ordenadores, ropa, calzado, ocio y alojamiento en viajes de placer. 

Te decíamos que en nuestros hogares la media es de 12,5 toneladas de CO2 al año, pero vamos a individualizarlo aún más: las emisiones de una persona en España, de entre 15 y 65 años, se mueven en un baremo de entre 5,5 y 3,5 toneladas de CO2 al año. 

En torno al 42% de esas toneladas corresponde a transporte, el 34% a alimentación, el 14% a estilo de vida y el 10% a hogar. ¿Te das cuenta de que, si sumamos, el 76% de la huella de carbono en España corresponde a transporte y alimentación? Si estabas pensando en incluir medidas de ahorro en casa, verás que no son las medidas más eficaces precisamente para conseguir una mejora en la huella de carbono que estamos dejando y debemos focalizarnos preferiblemente en alimentación y transporte. 

Por norma general, a medida que las personas disponen de más recursos económicos, su huella de carbono se incrementa: viviendas más grandes (más consumo para aclimatarlas), mayor uso del vehículo privado, vacaciones más lejos y más largas, mayor número de visitas a bares y restaurantes…

Y la pregunta del millón: ¿cómo reducir la huella de carbono?

  • Transporte. 
    • Escoge preferiblemente transporte público en lugar de vehículo privado. 
    • Si puedes escoger, a la hora de comprar un vehículo, que sea de bajas emisiones. 
    • Evita las horas punta a la hora de conducir. 
    • Comprueba regularmente la presión de los neumáticos. Un neumático bajo de presión produce más resistencia y, en consecuencia, mayor consumo de combustible. 
    • Comparte el coche cuando sea posible. 
    • Revisa el aire acondicionado con regularidad y mantén los filtros limpios. 
  • Alimentación.
    • Consume más productos de proximidad y que sean de temporada. 
    • Evita consumir productos envasados en plástico. 
    • Limita el desperdicio de alimentos. 
    • Apuesta por productos frescos. 
    • Dales la bienvenida y prioridad a los vegetales en tu día a día. Cuantos más en tu dieta, mejor. 
    • Reduce el consumo de pedidos a domicilio. 
    • Limitar el consumo de carne, especialmente de vacuno. 
    • Uso de bolsas de compra reutilizables. 
    • Lista de la compra solo con lo realmente necesario para evitar comprar más de la cuenta. 
  • Hogar.
    • Reducir la calefacción un grado. 
    • Acorta el tiempo que pasas bajo la ducha. 
    • Cierra el grifo mientras no lo estés usando. Evita dejar correr el agua. 
    • Evita dejar el teléfono móvil cargando cuando la batería esté ya al 100%. 
    • Limitar y reciclar tus residuos. 
    • Apuesta por productos eficientes y marcados con la etiqueta “A”. 

Como ves, poner nuestro grano de arena para reducir la huella de carbono está en nuestras manos y es más fácil de lo que pensamos. Un grano de arena construye un montón que puede ayudar a nuestro planeta a respirar más tranquilo.

Y tú: ¿qué haces para reducir la huella de carbono en tu día a día? 

¡Compártelo!

Facebook
LinkedIn
WhatsApp
Email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Posts relacionados

regla3r 1
Vida sana

La regla de las 3 “R”

Si hablamos de medio ambiente, la regla de las 3R es una propuesta de modificación de nuestros hábitos de consumo. A modo resumido podríamos decir que alude a un consumo responsable y a la gestión de nuestros residuos materiales.

Seguir leyendo »
¿Hablamos?
1
¿Tienes alguna duda?¡Cuéntanos!
¡Hola! ¿Tienes alguna duda! Cuéntanos y te ayudamos.